Ventilación y Filtración en Establecimientos Educacionales, Medidas fundamentales para reducir contagios de COVID-19

¿Qué dice la EVIDENCIA actual en relación a las medidas de
ventilación/filtración frente al COVID-19?

“La mejoras en la ventilación puede proporcionar a los niños y al personal de las
escuelas una calidad de aire interior más saludable durante décadas en el futuro,
reduciendo potencialmente riesgos en futuros brotes de enfermedades infecciosas”


*1 fuente: Johns Hopkins Center for Health Security, Mayo 2021

La evidencia tras el primer año de
pandemia por coronavirus es
categórica: el COVID-19 se contagia de
manera preferente por el aire a través
de aerosoles y NO por superficies cómo
se pensaba el comienzo.
*2 fuente: Revista The Lancet

Escuelas de Georgia, USA, que combinaron estrategias de ventilación por métodos de
dilución (ventilación natural) y filtración (purificadores de aire alta eficiencia) en sus
salas de clases, disminuyeron un 48% la incidencia de COVID-19.

*3 fuente: CDC USA.

Aumentar el número de recambios de aire por hora puede reducir sustancialmente los
riesgos de transmisión de aerosoles: Los administradores escolares y los responsables
de la toma de decisiones deberían adquirir equipos de filtración de aire de alta
eficiencia y alto rendimiento (m3/hr) para instalarlos en salas de clases y en los espacios
comunes ocupados

*4 fuente Johns Hopkins Center for Health Security, Mayo 2021

Paso 1: Ventilación natural

La regla 2-3-30 del MINSAL, es una medida
de ventilación natural, que indica abrir 2
ventanas o puertas, 3 veces al día por 30
minutos.

En casos que existan bajas temperaturas
se recomendó abrir 2 ventanas por 10
minutos cada 1 hora o usar extractores de
baño o cocina

La ventilación es muy importante para diluir aerosoles, sin embargo, no puede ser la
única solución en medidas de ventilación por 2 motivos principales:


▶Compromete el confort térmico de alumnos y profesores, sobre todo en
invierno


▶ Permite el ingreso de contaminantes y partículas a las salas de clases,
disminuyendo la calidad del aire que se respira generando otros problemas
de salud.



El objetivo principal de mejorar la calidad del
aire debe ser eliminar los contaminantes e
impurezas y no introducir nuevas sustancias
en el aire

Paso 2: Filtración de aire

La filtración adicional de aire de un dispositivo portátil puede ayudar a reducir el
potencial de transmisión del SARS-CoV-2. Los purificadores de aire de alta eficiencia y
rendimiento son fáciles de usar, tienen la ventaja de poder estar siempre encendidos al
tener un bajo gasto energético. Además, existen equipos especialmente diseñados para
disminuir el ruido, mucho menos que un aire acondicionado.

¿Cómo elegir un filtro Purificador de Aire para un
establecimiento educacional?

Filtración de alta eficiencia
Equipos donde su última etapa sea un filtro de alta eficiencia. No se recomiendan
equipos que liberen químicos, foto catálisis, oxidaciones o que su fin no sea recolectar
partículas del aire.


Alto rendimiento de limpieza en m3/hr (CADR)
Elegir un equipo con un Caudal o CADR que permita aportar el mayor recambio de aire
posible en la sala de clases.


Bajo ruido y gasto energético
Diseñados para funcionar en alto rendimiento sin alterar el confort acústico de la sala y
con bajo consumo eléctrico.


Fácil mantenimiento
Considerar si necesitará coordinar para repuestos o no. Mantención simple por personal
del establecimiento.


Certificaciones, análisis, pruebas
Reportes de pruebas antivirales, de uso seguro con personas y certificaciones

Paso 3: Combinar la ventilación natural (dilución) y la
purificación de aire (filtración)

Sabemos que los aerosoles se acumulan y propagan en un espacio interior en minutos,
por lo que la regla 2-3-30 es insuficiente. Así también lo es ventilar por 10 minutos cada 1
hora, por lo mismo, si bien ninguna medida es 100% efectiva, una combinación de la
ventilación natural junto a purificadores portátiles que trabajen en todo momento, ha
demostrado ser una medida eficaz para reducir aerosoles e incluso para mejorar la
calidad del aire en las salas de educación.


Así lo reflejan estudios recientes publicados:


Mayo 2021: Ventilación + filtración portátil de alta eficiencia redujo en un 48% la
incidencia casos COVID-19 en colegios de Georgia, USA.


Julio 2021: El uso de mascarillas y filtros portátiles de alta eficiencia redujo en un 90% la
exposición de aerosoles en espacios interiores *

*fuente: CDC, Centers for Disease Control and Prevention. United States, 2021

A su vez, el prestigioso Johns Hopkins Center for Health Security, demostró en su
investigación publicada en Mayo de 2021, que las medidas que mejoren la ventilación y
calidad del aire en salas de educación, reducen la propagación de COVID-19 y permitirán
que alumnos y profesores conserven una mejor salud.


AIRDOG está diseñado para trabajar de forma segura las 24 hrs del día

Descarga esta información y mas

¿te gusto lo que leíste?

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar